La propuesta de Doctorado en Educación en Consorcio, entre las Universidades Católica del Maule (UCM), Católica de la Santísima Concepción (UCSC), Bío Bío (UBB) y Católica de Temuco (UCT), del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH), surge del diagnóstico de la situación académica de las universidades del centro-sur del país, de sus perfiles de investigación y docencia y de las necesidades de masa crítica que muestran, específicamente, las Facultades de Educación de dichas instituciones. Se propone orientarlo a la generación de conocimiento relevante en educación, a través de la investigación, para configurar cuadros académicos que agreguen valor tanto a la formación de profesores como al diseño curricular de las distintas carreras profesionales de sus universidades en congruencia con el contexto regional y nacional. Para lograr el desarrollo de este proyecto, las universidades ponen a disposición sus mejores cuadros de académicos e investigadores pertenecientes al ámbito de la educación, como asimismo de ciencias relacionadas con ella (Filosofía, Sociología, Economía, Ciencias Básicas, Lingüística, entre otros). Las cuatro universidades de este consorcio cuentan con Programas de Magíster en Educación consolidados y con una trayectoria superior a cinco años. Poseen la acreditación institucional, lo que implica un reconocimiento a la calidad por parte del sistema educativo nacional. Además, la mayoría cuenta con carreras de Pedagogía y programas de Magíster en educación acreditados. También, cuentan con líneas de investigación y proyectos propios que constituyen un insumo base para el desarrollo del Doctorado en Educación. Uno de los aspectos más relevantes de la propuesta, dado la naturaleza de las regiones, es ofrecer una oportunidad para la formación de excelencia contextualizada a éstas, para responder a demandas de construcción de conocimiento en ámbitos como la educación intercultural e interculturalidad, contextos de vulnerabilidad social, la discriminación, saberes educativos mapuches y campesinos. Además, todas las universidades cuentan con proyectos de intervención e investigación como Mecesup, Fondecyt, Núcleo Milenio, Fonide, entre otros, que dan sustento a la propuesta. También, se vinculan con el sistema escolar regional y nacional, a través de múltiples convenios y actividades de cooperación. Asimismo, se suman convenios con instituciones internacionales vinculadas a la formación docente, la formación de posgrado, la investigación y productividad científica en conjunto.

Las características del programa son las siguientes: i) centrado en la investigación educativa y la productividad científica para una comprensión y explicación del estado de la educación chilena; ii) proceso de acompañamiento permanente a los estudiantes, mediante tutorías para resguardar la calidad de la formación y la graduación oportuna; iii) pertinente al contexto nacional-internacional y a los contextos regionales e interculturales; iv) orientado a los estándares de la acreditación de los programas de doctorados; y, v) avalado por el compromiso de los claustros académicos de las Facultades de Educación y la colaboración de las distintas facultades de las Universidades del consorcio. Se espera vincularse con el pregrado a través de las investigaciones y coloquios, por parte de los doctorandos y profesores del programa, respecto del medio educativo regional en contexto de interculturalidad, vulnerabilidad y territorios indígenas.

Se colaborará mediante investigaciones que sistematicen los resultados de la formación docente inicial de la Facultad de Educación de la UCT y la escolarización en educación parvularia, básica y media. Los resultados de las investigaciones permitirán fortalecer la formación de pregrado y los magísteres, mediante la retroalimentación de los resultados de investigación de los Centros y Núcleos de investigación que desarrollan proyectos de investigación (Fondecyt y Fondef principalmente). Respecto a su vinculación con la investigación, en los últimos diez años, las Vicerrectorías de Investigación y las Direcciones Generales de Investigación y Posgrado de las Universidades en Consorcio, han estado orientadas a realizar aportes desde la actividad científico-tecnológica para contribuir al desarrollo regional en la macro zona sur del país. El avance en el campo de la investigación ha significado un esfuerzo sostenido por parte de las Universidades, en cuyo proceso se muestran indicadores relevantes en proyectos con financiamiento externo, con fondos propios y publicaciones científicas.

También se han implementado políticas e instrumento para el fomento y desarrollo de las actividades de investigación que han permitido obtener resultados concretos en el mejoramiento de indicadores de productividad, validados por la comunidad científica a nivel nacional e internacional. Entre estos mecanismos institucionales se cuentan:

i) Incentivos de productividad.
ii) Apoyo en la elaboración y ejecución de proyectos.
iii) Definición de focos prioritarios mediante Núcleos de Investigación que desarrollan conocimiento en áreas prioritarias.
iv) Categorización y calificación académica.
v) Convenio de desempeño sobre armonización curricular.

En este proceso, se ha podido mostrar que existe capacidad para detectar las problemáticas del entorno y traducirlas en proyectos de investigación. El programa de Doctorado en Educación es una oportunidad para proponer mayores posibilidades para mejorar la calidad, la equidad e igualdad en el sistema educativo nacional. Al mismo tiempo, el programa de Doctorado se constituye en una valiosa oportunidad para la búsqueda de estrategias y constitución de redes en el sistema educativo superior, a nivel regional, nacional e internacional, en coherencia con el aumento progresivo para financiar investigaciones en el campo educativo y el mejoramiento del capital humano avanzado.